jueves, 28 de junio de 2012

81

Me gusta mucho encontrarme. Y a veces me gusta más perderme.

jueves, 21 de junio de 2012

80

-¿Porque es negrito?
-No, ¡porque es PELOTUDO!

martes, 19 de junio de 2012

79

-Comiste como un animal!
-Soy un animal! Un mamífero... bípedo, omnívoro... Y con alma. 

78

Aún retengo el instante
En que los dos quedamos impactados
Y yo, desorientado.

77

Cuando volvía a mi casa del secundario, caminando, pasaba por un árbol que tiraba naranjas a cagar y me encantaba pegarles a las que estaban en la calle, mandarlas a la mierda y llenarme las zapas de enchastre de jugo.

domingo, 17 de junio de 2012

76

No veo el sol, pero siento su calor y con eso me sobra.
Pa' seguir andando.

miércoles, 13 de junio de 2012

75

A todas las generaciones les pasa. Por eso el mundo es bastante mierda. Pero igual... No es excusa.
No debería serlo.
Con tanta música linda para recordarnos lo que fuimos y queríamos ser.

74

-Pero la pinta... no cuadraba, tenía pinta de ser tu viejo, o el mío.

-Si tenía pinta de ser mi viejo, tenía pinta de ser cenizas en una urna.

sábado, 9 de junio de 2012

73

El lunes 24 de enero de 2011 murió mi papá.

Peleó con su enfermedad (diabetes y todas las complicaciones que fueron surgiendo) por dos años, los últimos meses fueron muy jodidos. Murió mi papá, la persona que más me hacía reir. Y la que me daba verguenza cuando se emborrachaba y se ponía a hablar pelotudeces y gritar y llorar. Le ganó al alcoholismo después de diez años y, decía, porque finalmente una mañana le cayó la ficha cuando le dije "¿otra vez borracho?". Y lo dejó. Y no dejó más a su familia y fue el mejor papá que pudo ser.

Me hizo de Boca, o me hizo dar cuenta que nací de Boca. Y puteaba a Maradona, a Bianchi, a Palermo... Con Martin era un caso especial porque cuando el goleador la mandaba a guardar no le quedaba otra que decir "Que grande el Titan!!". Me acuerdo cuando Martin metió el gol ante Grecia. Lo gritó con todo, hasta las lágrimas y tocandose el corazón. Gracias, Palermo.

Sacaba muletillas de canciones, de propagandas de la tele y de no sé dónde. Y las imponía por cansancio. Tenía una risa muy contagiosa y una mírada cómplice. Cocinaba como los dioses. Los domingos, cuando iba a jugar al fútbol, me pedía goles y cuando llegaba me decía "¿Y, cuántos me hiciste cabezón?". Me contagió el gusto por las películas de western ("Siempre hay un muchachito, un indio y un negro) y su admiración por Lee Van Cleef... Y el gusto por las pizzas de Banchero.

Me contó cuando le torcieron la nariz una tarde, "jugando" a pelear por un turrón Namur. Le dieron un zurdazo y le corrieron la nariz para el costado derecho. Dijo que el otro chico salió corriendo del susto. Del susto también salio corriendo él, cuando prendió fuego el pasto cerca de una laguna y quemó unas cuantas hectáreas de campo.

Me contó su vida. De cuando vino sin un centavo de Santa Fe. A trabajar. Y se hizo de abajo y llegó bien alto. Y de como lo perdió todo y lo mucho que tardó en intentar recuperarlo. Lo vi trabajar 12, 15, 17 horas seguidas. Y ganarse la simpatía de cualquiera. Rico, pobre, Paraguayo, Suiza, hombre, mujer y niño. "Atacan los Romero!"...

Quizás después escriba más. Pero quería contarles algo de este hombre. Mi papá. Ya lo extraño, pero sé que ya no podía llevar la vida que se merecía en este mundo y ahora está bien, en paz. Y sé que nos está cuidando. A mi mamá, hermana y a mí. A mi abuela, abuelo y su hermano (¡tan parecido!). Los seres queridos que quedamos acá y en donde también vive.

Gracias gordito. Te quiero.

72

A veces olvido un pedazo que fui.
Y busco en las paredes, retazos en marcos.
Algo de vos en blanco y negro, de hace tiempo.
Me beso las venas y busco en los labios...
Algo de vos en arrugas y caricias, de hace tiempo.
Y sigo, porque sé.

Que me encontrás cuando me siento solo.

No cuento los días que pasaron o que faltan
para sonreir otra vez. 
Pero busco...

Cuando hablo.
cuando camino.
cuando quiero.

jueves, 7 de junio de 2012

71

Tus rulos en mi cara y mi barba en tu mejila.
Y nos apretábamos tan fuerte. 

miércoles, 6 de junio de 2012

70

Nunca lloré mi propia muerte.

69

"Alguien le dice a usted ‘no nos veremos más’, y termina el mundo”.

A. Dolina.

martes, 5 de junio de 2012

68

‎"Happiness in intelligent people is the rarest thing I know".

Ernest Hemingway.