jueves, 14 de abril de 2011

51

Muchas de las cosas que dan asco me gustan. Bah, no la cosa que da asco en sí, pero la reacción de los demás sí me entretiene y entonces le doy propiedades de tótem y lo echo en cara con tanta frecuencia como pueda.
Estoy enfermo. Doy asco. Divierto. Me río.

No hay comentarios:

Publicar un comentario