miércoles, 2 de mayo de 2012

60

Pensaba cuando salia de Rosario si me pone triste irme o volver, pero cada vez que viajo ese rato en la terminal de micros es difícil. Dan ganas de quedarse en todos lados.
Quizás algo se queda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario